Cambio de titular de la luz sin consentimiento

El cambio de titularidad de la luz es un trámite que se debe realizar cuando se produce un cambio de propietario o inquilino en una vivienda. Sin embargo, en algunos casos, este cambio se realiza sin el consentimiento del titular actual, lo que puede generar problemas y confusiones. Explicaremos qué es el cambio de titularidad sin subrogación, quién tiene que hacerlo y qué pasa si no se realiza.

¿Qué es el cambio de titularidad sin subrogación?

El cambio de titularidad sin subrogación es un trámite que se realiza cuando el titular actual de un contrato de suministro eléctrico no desea ceder su contrato a otra persona, sino que simplemente quiere cambiar el nombre del titular. Este cambio puede ser necesario en casos de divorcio, separación, fallecimiento o cambio de inquilino.

¿Quién tiene que hacer el cambio de titularidad de la luz?

El cambio de titularidad de la luz debe ser realizado por la persona que va a ser el nuevo titular del contrato de suministro eléctrico. En el caso de un cambio de inquilino, el nuevo inquilino debe realizar el trámite. En el caso de un cambio de propietario, el nuevo propietario debe realizar el trámite.

Anuncio

¿Qué pasa si no hago el cambio de titularidad de la luz?

Si no se realiza el cambio de titularidad de la luz, el titular actual seguirá siendo responsable del pago de las facturas y de cualquier problema que pueda surgir en relación al suministro eléctrico. Además, si el nuevo titular no realiza el cambio de titularidad, puede encontrarse con problemas para contratar nuevos servicios o para realizar trámites administrativos.

Relacionado:  Carta de despido por cierre de empresa

¿Cómo se realiza el cambio de titularidad sin subrogación?

El cambio de titularidad sin subrogación se realiza a través de la compañía eléctrica con la que se tiene contratado el suministro. Para realizar el trámite, se debe presentar la documentación necesaria, que puede variar según la compañía eléctrica y la situación particular de cada caso.

Documentación necesaria

  • DNI o NIE del nuevo titular.
  • Contrato de alquiler o escritura de propiedad.
  • Última factura de la luz.
  • Formulario de cambio de titularidad de la compañía eléctrica.

Plazo y coste del trámite

El plazo y el coste del trámite pueden variar según la compañía eléctrica y la situación particular de cada caso. En general, el plazo suele ser de unos 15 días hábiles y el coste puede oscilar entre los 10 y los 50 euros.

Conclusión

El cambio de titularidad de la luz sin consentimiento puede generar problemas y confusiones. Por eso, es importante realizar este trámite de forma correcta y en el plazo establecido. Si tienes dudas sobre cómo realizar el cambio de titularidad sin subrogación, no dudes en contactar con tu compañía eléctrica para obtener más información.

Deja un comentario