Deducción por cónyuge no separado legalmente con discapacidad en la renta

La deducción por cónyuge no separado legalmente con discapacidad en la renta es un beneficio fiscal que se otorga a los contribuyentes que tienen un cónyuge con discapacidad y que no se encuentran separados legalmente. Esta deducción permite reducir la base imponible del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) y, por tanto, disminuir la cantidad de impuestos que se deben pagar.

Quién tiene derecho a deducción por cónyuge no separado legalmente con discapacidad

Para poder beneficiarse de la deducción por cónyuge no separado legalmente con discapacidad en la renta, es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  • Tener un cónyuge con discapacidad que no se encuentre separado legalmente.
  • Que el cónyuge con discapacidad no tenga rentas superiores a 8.000 euros anuales.
  • Que el contribuyente haya satisfecho gastos por la atención del cónyuge con discapacidad.

Cuáles son las rentas exentas para deducción por cónyuge con discapacidad

Las rentas exentas para la deducción por cónyuge no separado legalmente con discapacidad en la renta son las siguientes:

Anuncio
  • Las pensiones y prestaciones públicas por inutilidad o incapacidad permanente del cónyuge con discapacidad.
  • Las indemnizaciones por daños personales percibidas por el cónyuge con discapacidad.
  • Las ayudas públicas destinadas a la atención del cónyuge con discapacidad.
Relacionado:  ¿Qué cubre el seguro de una tarjeta de crédito Visa?

Quién tiene derecho a la deducción por discapacidad

Además de la deducción por cónyuge no separado legalmente con discapacidad en la renta, existen otras deducciones fiscales para personas con discapacidad. En general, tienen derecho a estas deducciones las personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33% reconocido por la Administración.

Cuándo entró en vigor la deducción por cónyuge con discapacidad

La deducción por cónyuge no separado legalmente con discapacidad en la renta entró en vigor en el año 2015, con la reforma fiscal llevada a cabo por el Gobierno de España. Desde entonces, los contribuyentes que cumplen con los requisitos pueden beneficiarse de esta deducción en su declaración de la renta.

Cómo se aplica la deducción por cónyuge no separado legalmente con discapacidad en la renta

La deducción por cónyuge no separado legalmente con discapacidad en la renta se aplica de la siguiente manera:

  • Se puede deducir el 30% de los gastos satisfechos por la atención del cónyuge con discapacidad, con un límite máximo de 3.000 euros anuales.
  • Si el cónyuge con discapacidad tiene un grado de discapacidad igual o superior al 65%, el límite máximo de la deducción se eleva a 9.000 euros anuales.

Conclusión

La deducción por cónyuge no separado legalmente con discapacidad en la renta es un beneficio fiscal que permite reducir la base imponible del IRPF y, por tanto, disminuir la cantidad de impuestos que se deben pagar. Para poder beneficiarse de esta deducción, es necesario cumplir con ciertos requisitos y haber satisfecho gastos por la atención del cónyuge con discapacidad. Además, existen otras deducciones fiscales para personas con discapacidad que pueden resultar de interés para los contribuyentes.

Deja un comentario